MERMELADA DE MANDARINA AMARGA

Qué mejor manera de empezar el día con un buen desayuno acompañado de una mermelada casera, de mandarina amarga, y si encima la hemos hecho nosotros, la satisfacción mucho mayor.

Desde el porche divisamos árboles de mandarinas, son amargas porque aún no las hemos injertado, así que pensé, ¿cómo aprovechar estos frutos?, porque a nadie le amarga un dulce ¿no?.

Aquí os dejo la receta que he utilizado:

Ingredientes

  •  500 gramos de mandarinas peladas
  •  La piel rallada de una mandarina
  •   El jugo de medio limón
  •   250 gramos de azúcar

Preparación

Pelamos las mandarinas. Quita también la piel blanca de los gajos y las pepitas si las tuviera. Como la mandarina es amarga, no es necesario echarle la piel rallada.

Ahora lleva todo a la olla y añade el jugo de limón y el azúcar, lo normal es añadir entre el 45 y el 65% de azúcar por el peso de esta fruta. Hay a quién le gusta batirlo todo antes para que quede más fina, pero yo prefiero que se vean los trozos.

Pero tú mismo puedes ajustar las medidas como desees.

Pon a calentar la olla a fuego medio y ve removiendo para que no se pegue el contenido. La cocción dura aproximadamente 30 minutos, de todos modos ve probando la mermelada para ver si está a tu gusto.

Deja reposar la mermelada 15 minutos.

Después, viértela a unos tarros previamente esterelizados.

Para la mejor conservación de la mermelada de mandarina, recuerda cerrar bien el bote y hervirlos en agua y boca abajo durante 20 minutos. De este modo se mantendrán en buenas condiciones durante más tiempo.

Es tan fácil que cualquiera puede hacerla y el resultado es delicioso y si además la almacenamos en unos botes bonitos ni os cuento. Aquí os dejo una idea de etiquetas que podéis descargar aquí.

mermeladas-varias-imprimibles